Categorias:

Mons. Aguer exhortó a cuidar a la familia, como lo pide el papa Francisco

Tag`s: espiritualidad, mons, aguer, exhortó, cuidar, familia, como, pide, papa, francisco
Mons. Aguer exhortó a cuidar a la familia, como lo pide el papa Francisco
Detalles para: bienaventurados
Rango: Mystic 
Nivel: 180147 
Fecha: 2015-10-13
Autor: bienaventurados
Aumentar + | Disminuir - | Ampliar Imagen

El arzobispo de La Plata, monseñor Héctor Aguer, efectuó una reflexión sobre el Sínodo de los Obispos que se está celebrando en Roma. Lo hizo el sábado 10 de octubre en el espacio que semanalmente ocupa en el programa Claves para un Mundo Mejor, emitido por el Canal 9 de TV.

El sínodo, que tiene como tema “La vocación y la misión de la familia en la Iglesia y en el mundo contemporáneo”, muestra –afirmó monseñor Aguer- el interés y la preocupación de la Iglesia por la situación de la familia en la sociedad contemporánea”.

Al respecto manifestó su deseo de utilizar una palabra que el Santo Padre emplea con frecuencia cuando manifiesta el propósito de la Iglesia de custodiar la dignidad de la familia. Monseñor Aguer dijo que el Papa usa la palabra “cuidar”, cuidar a la familia. “Es un verbo bellísimo cuidar y además, en la mente del papa Francisco, eso significa la cercanía, el afecto, la ternura, la consideración objetiva pero al mismo tiempo dispuesto a resolver los problemas que afectan en concreto a la familia contemporánea. Hay muchas familias heridas, divididas, en las que se impone la violencia y el desamor, incluso antes de la problemática legal que puede suscitarse a partir de esos hechos. Todo el tiempo aparecen en los medios de comunicación este tipo de problemas”.

“La Iglesia, que tiene una doctrina sobre la familia que viene del Evangelio, que viene de la enseñanza de los Apóstoles y de la gran tradición eclesial quiere que hoy toda esa doctrina sea volcada a ese cuidado particular. El cuidado tendríamos que ejercerlo antes que la familia se forme. Es decir, tenemos que ayudar a los chicos y chicas de hoy a recomponer en su mentalidad y en su afectividad el valor de la familia, porque es evidente que la cultura actual, especialmente las leyes y aún las leyes en la Argentina han arrasado con la realidad natural de la familia. Nosotros no podemos perder esa realidad natural y, sobre todo, la realidad sobrenatural de la familia que brota del sacramento del Matrimonio”.

“A propósito de la reunión del Sínodo -señaló el arzobispo platense- se hacen comentarios y hasta se proyectan ilusiones, como que la Iglesia cambiaría esto y aquello o lo otro. Y, en realidad, hay cosas que la Iglesia no puede cambiar: el matrimonio va a ser siempre la unión de un varón y una mujer, el matrimonio va a seguir siendo siempre indisoluble. Esas son cosas que ha establecido Jesús y no se pueden cambiar. El cuidado, entonces, se apoya sobre esta realidad de cómo son las cosas y de cómo hacemos para que los chicos y las chicas de hoy lleguen a asumir como un proyecto de vida propio este ideal natural y cristiano de la familia”.

No dejarse llevar por los comentarios periodísticos
Con respecto al curso de las deliberaciones del Sínodo, monseñor Aguer hizo una sugerencia a los televidentes: “No se dejen llevar por los comentarios de los y las periodistas y corresponsales porque, en general, ellos transmiten su propia interpretación, en la que proyectan su ideología, sus problemas personales o su comprensión parcializada de las cosas de la Iglesia. Por eso no se preocupen demasiado por las crónicas y especulaciones sobre el resultado del Sínodo. El resultado será el siguiente: los padres sinodales entregarán al Santo Padre una serie de proposiciones, una serie de propuestas, y luego el Papa será el que las asuma y disponga lo que haya que poner en práctica. Normalmente se hace así; el Santo Padre a partir de esas proposiciones escribe y publica una Exhortación Apostólica postsinodal”.

Finalmente, monseñor Aguer dijo que “es cierto que ahora uno puede opinar sobre la marcha de los trabajos pero no es prudente dejarse llevar por lo que dicen los comentaristas a través de los medios. Ellos suelen mirar al sínodo con ojos puramente políticos. Cuando aparezca la Exhortación Apostólica postsinodal, que suele ser el resultado normal de las deliberaciones, la estudiaremos, la comentaremos y sobre todo trataremos de vivirla y de aplicarla. Nuestra esperanza es que la Iglesia logre, con el cuidado cercano y afectuoso que quiere dispensar a todas las familias, contribuir eficazmente a superar la situación que la debilita y que le impide ser el fundamento real de una sociedad mejor”.


Otras publicaciones de este usuario: