Categorias:

UN MILLÓN Y MEDIO DE PERSONAS EN MADRID

Tag`s: personal, millón, medio, personas, madrid
UN MILLÓN Y MEDIO DE PERSONAS EN MADRID
Detalles para: PHO
Rango: Mystic 
Nivel: 182647 
Fecha: 2008-01-02
Autor: PHO
Aumentar + | Disminuir - | Ampliar Imagen

Un millón y medio de personas se congregaron el domingo en la Plaza Colón de Madrid en defensa de la familia cristiana, en un acto litúrgico que contó con la bendición del papa Benedicto XVI y sirvió para expresar la oposición de la Iglesia católica al aborto, al divorcio y al matrimonio entre los homosexuales.

El encuentro "Por la familia cristiana", presidido por el arzobispo de Madrid Antonio María Rouco Varela, reunió en la céntrica Plaza de Colón principalmente a padres con niños que defendieron el matrimonio como base de la familia y el derecho de los padres a educar según sus creencias.

Los obispos han señalado que se trata de una manifestación litúrgica y que no tiene carácter político, pese a que desde la Iglesia se ha criticado decisiones gubernamentales recientes como la ley que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Entre la multitud, que según la organización alcanzó el 1,5 millón de asistentes, podían verse pancartas contra el aborto o las uniones entre homosexuales.

El punto clave del encuentro se produjo a mediodía, cuando se conectó con el Vaticano para el rezo del Angelus de Benedicto XVI, que saludó en castellano a los participantes en el acto en Madrid.

"Fundada en la unión indisoluble entre el hombre y la mujer, (la familia) constituye el ámbito privilegiado en el que la vida humana es acogida y protegida desde su inicio hasta su fin natural", dijo el Papa por videoconferencia desde Roma, ante los aplausos y vítores de los presentes.

El encuentro, durante el que se rindió homenaje a Juan Pablo II, fue idea de José Gómez Argüello, fundador del Camino Neocatecumenal, una iniciativa neoconservadora que tiene mucha pujanza en la Iglesia española.

En la primera parte de la ceremonia se escucharon varios testimonios. Además, se proyectó en una gran pantalla imágenes de Juan Pablo II y las familias, con especial atención a la histórica eucaristía que celebró este Papa con ellas en 1982 en Madrid, en la Plaza de Lima, aunque con problemas de audio.

Intervinieron a continuación los cardenales españoles Antonio Cañizares (Toledo), Lluis Martínez Sistach (Barcelona), Agustín García-Gasco (Valencia). El cardenal de Sevilla, Carlos Amigo, estuvo ausente, pero envió un mensaje que fue emitido por las siete pantallas instaladas en la zona de la concentración. También habló el presidente de la Conferencia Episcopal y obispo de Bilbao, monseñor Ricardo Blázquez.

"El matrimonio y la familia son el centro neurálgico de la humanidad", subrayó el prelado ante los manifestantes.

Después, tomaron la palabra líderes y representantes de los diversos movimientos y nuevas realidades eclesiales. Además de Benigno Blanco, presidente del Foro Español de la Familia, habló primero el italiano Andrea Riccardi, fundador de la Comunidad de San Egidio; y después Julián Carrón, el español que sustituyó hace dos años a Luigi Giussani al frente de Comunión y Liberación; Kiko Argüello, el fundador del Camino Neocatecumenal; Manuel Sarracedo, por Renovación Carismática, y el presidente diocesano de Acción Católica, Francisco Ayuga. La fundadora de Movimiento de los Focolares, Chiara Lubich, no ha podido viajar a Madrid por enfermedad, pero envió su mensaje por televisión.

Una vez concluidos los mensajes, se realizó la procesión con la imagen de la Patrona de Madrid, la Virgen de la Almudena (la auténtica, que, según la tradición, fue escondida de los musulmanes en el siglo VIII y apareció casi 400 años después). A hombros de familias y jóvenes desde la catedral de Madrid.

Con el saludo del cardenal arzobispo de Madrid, comienza la celebración de la Palabra, con admoniciones del presidente de la Confederación Nacional Católica de Padres de Familia y Padres de Alumnos (CONCAPA), Luis Carbonell, y del presidente de la Asociación Católica de Propagandistas, Alfredo Dagnino. Tras la homilía del cardenal Rouco, una familia numerosa hizo las preces.

También se rezó el Padrenuestro, el cardenal Rouco Varela impartió la bendición y volvió a verse en las pantallas la bendición del Papa desde Roma, para cerrar con el canto 'María, pequeña María'.

La celebración se realizó en torno a un gran escenario de 42 metros de largo por 13 de ancho y 4,27 metros de altura, que fue instalado delante de la cascada situada frente a los Jardines del Descubrimiento.

Es una plataforma que tiene una escalinata de 11 escalones para que varios jóvenes de la diócesis de Madrid pudieran subir la imagen de la Virgen de la Almudena. Sobre el escenario también se colocó una gran cruz de 15 metros de altura, 4 metros bajo el estrado y 11 metros que sobresalen.

Fuente: Agencias


Otras publicaciones de este usuario: