Categorias:

Dudar antes del matrimonio triplica los fracasos

Tag`s: sociedad, cultura, dudar, antes, matrimonio, triplica, fracasos
Dudar antes del matrimonio triplica los fracasos
Detalles para: sintesisdeprensa
Rango: Luminous 
Nivel: 5110787 
Fecha: 2012-09-20
Autor: sintesisdeprensa
Aumentar + | Disminuir - | Ampliar Imagen
Preguntas como “¿Debo casarme con él?” o “¿Debo casarme con ella?” provocan más posibilidades de divorciarse cuatro años más tarde, dice el estudio de la Universidad de California
http://www.diplox.com/focolog/ima/0_561024481583dc2bc6866d00f26d3efaM901.jpg

“Sea inteligente y no ignore sus dudas", destaca el profesor de psicología de UCLA, Thomas Bradbury, "Tenga una conversación y vea cómo van. ¿Cree usted que las dudas desaparecerán cuando usted tendrá una hipoteca y dos hijos? No cuente con eso", destaca el profesor de psicología de Universidad de California, Thomas Bradbury

Psicólogos estudiaron 464 esposos recién casados, durante más de cuatro años, hasta evidenciar que las dudas antes del matrimonio indican más probabilidad de una unión infeliz o de un divorcio, informa la Universidad de California (UCLA) en su reporte del 13 de septiembre.

“¿Debo casarme con él?” o “¿debo casarme con ella?” son parte de las preguntas que algunos se hicieron antes de subir al altar y que marcaron una diferencia -del 20% que resultó en divorcio de las parejas en que ambos expresaron tener dudas contra el 6% de entre quienes manifestaron claramente que no las tuvieron-.

"La gente piensa que todo el mundo tiene dudas prematrimoniales y que no habría que preocuparse por ellas", dijo el psicólogo Justin Lavner, candidato al doctorado en psicología de UCLA y autor principal del estudio.

"Hemos encontrado que son comunes, pero no son benignas”, advierte el psicólogo.

“Las esposas recién casadas con dudas acerca de casarse antes de su boda mostraron 2,5 veces más probabilidades de divorciarse cuatro años más tarde que las esposas sin estas dudas”, agrega Justin Lavner luego de haber entrevistado a todas las parejas y de analizar los datos recogidos.

El estudio evidencia en manera notoria que, incluso entre las parejas casadas aún, después de cuatro años, los maridos y las esposas que habían manifestado dudas previas estuvieron significativamente menos satisfechas con sus matrimonios que aquellas sin dudas.

Para el psicólogo, nadie mejor que uno mismo para darse cuenta de estos problemas por lo que recomienda que, si la persona se siente nerviosa o preocupada, debería prestar más atención a eso.

“Vale la pena explorar por qué razón la persona está nerviosa”, advierte.

La edad media de las 232 parejas estudiadas fue de 27 para los esposos y 25 para las esposas, al momento de casarse. A todos ellos se les preguntó si en algún momento antes de casarse habían tenido dudas de hacerlo.

Se detectó que las mujeres fueron menos propensas a tener dudas que los hombres; sin embargo, éstas eran más significativas en cuanto a la predicción del tipo de problemas.

En el caso de las mujeres, si solo ellas manifestaron dudas, el 19% de las que las declararon se divorció cerca de cuatro años más tarde, en comparación con el 8% de las que informaron no tenerlas. En el caso de los hombres fue del 14% con respecto al 8%.

Se evidenció además que el 36% de todas las personas había declarado claramente que no tenía dudas antes de casarse, y de ellos solo el 6% se divorciaron a los cuatro años. Cuando ambos cónyuges tenían dudas, las posibilidades de divorcio subieron al 20%.

Los psicólogos de la Universidad de California detectaron, incluso, que el factor de la duda fue decisivo en el divorcio mismo, o en dicho problema, más que el grado de satisfacción entre los cónyuges, si sus padres se habían divorciaron o no y si habían vivido juntos antes de casarse.

"Lo que esto nos dice -dijo Lavner- es que cuando las mujeres tienen dudas antes de su boda, esto no debe tomarse a la ligera. No asuma que sus dudas desaparecerán solas o que el amor es suficiente para dominar sus inquietudes. No hay evidencias de que los problemas en el matrimonio desaparezcan solos y mejoren y, en todo caso, la tendencia es que los problemas sean más propensos a aumentar".

“Sea inteligente y no ignore sus dudas", destaca el profesor en psicología de la UCLA, Thomas Bradbury, "Tenga una conversación y vea cómo van. ¿Cree usted que las dudas desaparecerán cuando usted tenga una hipoteca y dos hijos? No cuente con eso".


Otras publicaciones de este usuario: